La Luna sobre el horizonte (7)

La Luna sobre el horizonte


La Luna muy cercana al horizonte de Sierra Nevada. Se puede
apreciar el radiotelescopio milimetrico del IRAM - Pulsar para ampliar (A. Porcel)


La Luna, es nuestro único satélite natural, con un tamaño destacable, sobre todo si lo comparamos con el diámetro de nuestro planeta, siendo casi un ¼ del diámetro terrestre. Por la dinámica de sistema Tierra-Luna se sabe que se aleja poco a poco de nosotros, como consecuencia en el pasado el diámetro aparente de nuestro satélite era mayor, con noches de luna más luminosas que en la actualidad. Sin embargo, para que este hecho fuera significativo tendríamos que remontarnos muy atrás en el tiempo. Sabemos que el valor de este alejamiento es de solo 3 cm anuales, esto significa que si nos situamos en el momento en el que los primeros ancestros del hombre caminaban por la tierra, hace unos 4 millones de años, la Luna se encontraba unos 120 km más cerca, o lo que es lo mismo, en la actualidad se requiere una hora de viaje más de un total de 4,5 meses, que cuando Lucy caminaba por la sabana africana, eso desplazándonos a la velocidad máxima permitida en autovía en el código de circulación español (ojo con los puntos).


Pulsar para ampliar (A. Porcel)

Independientemente de lo anterior, cualquiera de nosotros ha observado la diferencia de tamaño de nuestro satélite cuando esta cerca del horizonte respecto de cuando la vemos alta en la bóveda celeste. En realidad esto es una mera ilusión producida por nuestros sentidos, y se conoce como “Ilusión de Ponzo”. En 1913 Mario Ponzo demostró que la mente humana juzga y determina el tamaño de los cuerpos u objetos lejanos en función del paisaje que le rodea y de que estos puedan estar delante o detrás.

Nosotros percibimos la bóveda celeste como un domo achatado, más cercano en el zenit que en el horizonte. Esto se debe a que en el horizonte podemos ver detalles que por perspectiva se muestran de tamaño decreciente conforme están más lejos, lo que refuerza la sensación distancia. Teniendo en cuenta esto y aplicándolo a la percepción del tamaño de la Luna, tenemos:



Pulsar para ampliar (A. Porcel)

  1. La Luna en el horizonte se percibe como un objeto sumamente lejano, más lejano que cuando se haya en el zenit debido a la falsa percepción de achatamiento de la bóveda celeste.
  2. El tamaño aparente del disco lunar cercano al horizonte puede ser comparado con elementos de referencia, no así cuando se haya alto en el cielo.
  3. El ángulo que la luna subtiende en le cielo es de 0,5 grados y al verse situada detrás de detalles del lejanos y pequeños en el horizonte la ilusión de magnificación se incrementa.


Pulsar para ampliar (A. Porcel)

Etiquetas:

El Camino de Leche (2)

El Camino de Leche


Imagen 1 - Vía Lactea en Sagitario, imagen en el visible - Pulsar para ampliar - (A.Porcel)

La Vía Láctea es quizás una de las zonas más llamativas del cielo nocturno, sobre todo en los veranos del hemisferio norte. Su nombre viene del latín y significa camino de leche, obviamente por su apariencia de luz tenue y lechosa que atraviesa la bóveda de parte a parte, y que tiene su origen en la luz de las estrellas que forman el disco galáctico. Según se estima tiene una masa 1012 masas solares, con un diámetro medio de unos 100.000 años luz en el que se cobijan 100.000 millones de estrellas. Su forma al parecer es la de una espiral barrada, con un disco compuesto principalmente de estrellas de Población I, y un bulbo central o núcleo donde se alberga un agujero negro de 2,6 millones de masas solares.

En la imagen podemos ver la zona de Sagitario, que es precisamente el centro de nuestra galaxia visto desde nuestra perspectiva local, es decir, desde el Sistema Solar que se encuentra situado en un extremo de uno de los brazos espirales.

La imagen 1 la obtuve el pasado agosto desde Sierra Nevada a más de 2.500 metros de altitud. Esta realizada con una Nikon D50 (sin modificar) y una focal de 70 mm a f/5.6 (objetivo 28-100), es la suma de tres imágenes con una integración total de 6 minutos a 400 ASA.


Imagen 2 - Sección de la imagen 1 en falso color, tratada con filtros virtuales para aislar diferentes longitudes de onda y resaltar estructuras en las nubes de gas - Pulsar para ampliar - (A.Porcel) .

La imagen 2 es una sección de la anterior y tiene un tratamiento especial para resaltar las estructuras en las nubes de gas iluminadas por las estrellas que se encuentran en su interior. Para ello se le ha cambiando la paleta, que no se corresponde con el visual. Hay que tener en cuenta que la Nikon D50, como la gran mayoría de DSLR, es esencialmente ciega a las longitudes de onda correspondientes al Ha, que es donde emiten primordialmente las concentraciones de gas del Universo, por lo que la visión que nos dan es, en cierto modo, parcial.

Etiquetas: