El Sol sobre el horizonte (0)

El Sol sobre el horizonte: la refracción atmosférica


Serie 1 (pulsar para ampliar). Puesta de Sol obtenida el 25 de junio de 2005
desde la explanada del Dornajo (Sierra Nevada). La secuencia muestra el
ocaso solar en el que se aprecia las deformaciones producidas por la refracción
(achatamiento) y la turbulencia atmosférica (fotografías y composición A.Porcel).

Hace unas semanas hice una entrada en este mismo blog titulada “La Luna sobre el horizonteen la que comente el asunto de la percepción del mayor tamaño de la luna cerca del horizonte. Como explique este fenómeno es fundamentalmente una ilusión de nuestros sentidos conocida por “Ilusión de Ponzo”. Al hilo de algunos comentarios a esta entrada, Ángel R. López me remitió a su blog “El Lobo Rayadodonde en dos artículos y de forma más profunda (1, 2) había tratado el tema. Su primera aproximación fue la de ver el efecto de la refracción atmosférica en el tamaño aparente, concluyendo que en realidad es la percepción la que nos hace ver mas grande la Luna o el Sol cuando son observados cerca del horizonte.

Todo el asunto y principalmente la implicación de la refracción atmosférica despertó mi curiosidad, y recordé que por algún lado tenia unas imágenes de ocasos solares realizadas desde Sierra Nevada a más de dos mil metros. Ideales por sus horizontes despejados, y una buena excusa para seguir curioseando sobre la cuestión.

Recordemos que por refracción se entiende el cambio que experimenta una onda al pasar de un medio a otro con distinto índice de refracción, siempre que esta incida oblicuamente a la superficie de separación de ambos medios. En estas circunstancias se produce un cambio de velocidad. El índice de refracción viene dado por la relación entre la velocidad de la onda en le vacio y la del medio que tratemos. Si las longitudes de onda implicadas pertenecen al rango del visible, es decir luz, siempre que esta no incida perpendicularmente, la refracción depende de la densidad óptica de los medios de propagación. La luz al pasar por medios ópticos diferentes no solo experimenta cambios de velocidad, también de dirección. Estos son explicados mediante la Ley de Snell

donde n1 sin r = n2 sin r´´, a su vez consecuencia del principio de Fermat, que en su enunciado original nos dice que el trayecto seguido por la luz al propagarse de un punto a otro es tal que el tiempo empleado en recorrerlo es un mínimo.

La refracción producida por las diferentes masas de aire, provoca que los astros situados inmediatamente por debajo del horizonte se vean sobre él, aunque en realidad geométricamente están fuera de la línea de visión. Esta forma de refracción es conocida como refracción atmosférica u astronómica. Para determinarla hay que comparar la altura real y la aparente, teniendo que si la denominamos R esta viene dada por R = haparente - hreal con valores máximos sobre el horizonte y nulos en el cenit.

La altura sobre el horizonte, aunque es el factor más importante respecto de la refracción atmosférica, no es el único. La longitud de onda, la temperatura y la presión atmosférica también influyen. Así la temperatura se comporta de forma inversamente proporcional y la presión atmosférica es directamente proporcional respecto de la refracción.

También afecta sobre la forma real de los cuerpos y tamaño de los objetos implicados. Esto, insignificante en objetos estelares (por definición puntuales), tiene bastante incidencia en el caso de la Luna y el Sol. En la siguiente dirección http://www.jgiesen.de/refract/index.html podemos ver un applet de java en el que se ve claramente el efecto de la refracción atmosférica sobre el Sol. Es evidente como su valor decrece conforme este se eleva sobre el horizonte, así como la deformación que provoca un marcado achatamiento del astro.

En las imágenes que adjunto, tanto en la serie 1 como la, 2 se ve como el Sol se deforma cerca del horizonte. El achatamiento es debido principalmente a la refracción, sin embargo, conforme el astro baja es afectado por la turbulencia atmosférica que lo deforma en todas las direcciones.


Serie 2 (pulsar para ampliar). Secuencia de la puesta de Sol el
16 de febrero de 2005 desde Sierra Nevada (fotografías A.Porcel).
Etiquetas:

M31: Andrómeda (2)

M31: Andrómeda


Andrómeda el 11 de noviembre de 2006. Tiempo total de integración 23,5 minutos
a 800º ASA, Canon 350D y telescopio
SW 80ED f/7.5 (J.Cano, A.Porcel) - Pulsar para ampliar

En la entrada del pasado 24 de septiembre mostraba una imagen de Andrómeda de 10 minutos de exposición en una toma única. Ya en esta ocasión comenté la excelente ganancia del dispositivo CCD y su linealidad respecto de las emulsiones químicas.

Hoy muestro una nueva imagen de este objeto captada por Jesús Cano y yo, pero esta vez con otra cámara y mayor tiempo de integración. Se ha utlizado la Canon 350D, cuya diferencia f
undamental con la D50 de Nikon, es que mientras la Canon tiene un dispositivo captador tipo CMOS de 8 Mp, en la Nikon este es un CCD de 6 MP. Pero lo que realmente difiere entre ambas imagenes es el tiempo de exposición total. En este caso hemos integrado durante 23.5 minutos, a partir de la suma de 3 exposiciones de 10 + 9.5 + 4 minutos.


Imágenes originales de M31 antes del sumado
y el calibrado, solo la resta de las tomas de dark.
En las tomas de mas larga exposición se ve
una tendencia a la componente roja.

Una vez obtenido el máster suma se hizo notar la excelente sensibilidad al rojo del CMOS, que en nuestro caso no está modificado para eliminar el filtro IR de serie. Más abajo podemos ver una imagen comparativa del espectro solar con y sin filtro IR.


Espectro solar con la Canon 350D con y sin el filtro IR delante del CMOS.
(Fuente
Christian Buil
)

Respecto a la relación señal ruido en la 350D es bastante óptima, por lo menos por debajo de 1600ASA. En la toma de M31 que acompaña el ruido fue extraído automáticamente por la cámara inmediatamente después de la toma. Recordemos que este parámetro es directamente proporcional al tiempo de integración y a la temperatura del chip durante la exposición.

Etiquetas:

Pléyades: Las Siete Cabritillas (0)

Pléyades: Las Siete Cabritillas

Las Pléyades o M45 por su entrada en el Catálogo Messier, es un cúmulo estelar visible a simple vista en la constelación de Tauro. Su nombre es de origen griego y significa “palomas”, de forma popular también son conocidas como las Siete Hermanas o las Cabritillas.


Foto 1 - Pulsar para ampliar (A.Porcel, J.Cano)

Este cumulo de unos 12 años luz de diámetro, dista de nosotros aproximadamente 450 anos luz (138 parsec), y esta constitutito por estrellas muy jóvenes que se formaron durante la era Mesozoica en la Tierra, es decir, hace unos 100 millones de años.

Su formación es debida al colapso de una nube de gas interestelar, que poco a poco se concentró, principalmente por la gravedad, en núcleos cada vez mas densos y calientes, hasta que comienzó el encendido del horno termonuclear de las diferentes estrellas, o lo que es lo mismo: la fusión del hidrogeno generando helio. Su juventud es patente con la simple observación telescópica, pues aun podemos observar el remanente de gas y polvo que se hace visible por la luz que emiten las estrellas que en el se albergan. Estudios recientes han puesto de manifiesto que el polvo responsable de esta nebulosidad no está distribuido de forma uniforme pues se concentra principalmente en dos capas a lo largo de la parte que se muestra hacia La Tierra.

Este cumulo contiene unas 500 estrellas, pero solo 8 son visibles sin auxilio óptico (dependiendo de la calidad del cielo) y poseen nombre propio: Taygeta, Pleione, Merope, Maia, Electra, Celaeno, Atlas y Alcyone. Gran parte son enanas marrones (25% aprox.) aunque su aporte a la masa total no supera el 2%.



Foto 2 - Pulsar para ampliar (A.Porcel, J.Cano)


La foto 1 de las Pléyades que acompaña a este texto fue obtenida el día 11 de noviembre de 2006. Es la suma de tres imágenes individuales (10+10+4.5) con un tiempo total de integración de 24.5 minutos. Para su realización se utilizó una Nikon D50 (sin modificar) acoplada a un telescopio refractor SW-ED80 de 80 mm de diámetro y f/7.5, sobre montura ecuatorial motorizada modelo GP. La foto 2 es una sección de la primera.

Etiquetas:

Cometa Swan (C/2006 M4) (0)

Cometa Swan (C/2006 M4)

Este cometa fue encontrado en las imágenes de la cámara CISNE del SOHO entre el 20 de junio al 5 de julio, aunque previamente fue anunciado de forma independiente por R.D.Matson y M.Mattiazzo. La magnitud visual máxima alcanzada ha sido de 4.5 y su distancia mínima a la Tierra fue de 1 Unidad Astronómica el 26 de octubre de 2006.



Imagen obtenida el 31 de octubre de 2006 entre las 21:06 y las 21:30 (hora civil).
Es la suma de 5 tomas con un tiempo total de integración de 3 mi. 14 seg.,
para esta suma se ha enganchado el cometa mostrandose las estrellas
dezplazadas como puntos individuales correspondientes a cada toma
(Foto A.Porcel, J.Cano).



La imagen anterior en falso color para resaltar la débil cola que el
cometa mostraba ese día (Foto A.Porcel, J.Cano).



Gráfico de la evolución de la magnitud visual (Mv) en el tiempo (T). Fuente

Etiquetas:

Telescopio nuevo (0)

Takahashi TSA-102



Hace un mes, mas o menos, recibí mi nuevo telescopio, eso si, cargado de nubes y mal tiempo. Y es que la ecuación no falla: telescopio nuevo = mal tiempo. Solo he podido sacarlo una vez y observe la Luna, M31 y las Pléyades entre nubes y desde un cielo polucionado de ciudad. A esperar toca.



A lo que vamos, mi nuevo telescopio es un refractor Takahashi de 102 mm de diámetro a f/8, concretamente el TSA-102, un modelo de nueva factura que la firma japonesa acaba de comercializar este año. El objetivo consta de un triplete (3 lentes en 3 grupos) apocromático, que pose un elemento ED de baja dispersión (S-FPL53) y dos lentes Crown.



Izda. placa del número de serie, el S06070 indica que el telescopio es la unidad 70 del 2006,
año del comienzo de la fabricación, es decir, hasta la fecha solo hay 70 unidades repartidas
por todo el mundo.
Dcha. primera noche de salida del telescopio.


Este instrumento pertenece a una nueva categoría de diseños ópticos, con la característica principal de tener las lentes espaciadas por aire para un rendimiento óptimo en la astrofotografía digital. Los diseños “más tradicionales” dan excelentes resultados en visual y fotografía química, pero en la actualidad la fotografía con CCD plantea nuevos retos, ya que estos dispositivos son sensibles a rangos de frecuencias que se deslizan hacia el infrarrojo y el ultravioleta, es decir, a ambos lados de la zona del espectro que conocemos como el visible. Uno de las consecuencias en las tomas CCD es la aparición de halos, sobre todo en los objetos puntuales, dando cierto grado de perdida de foco.


Algunos gráficos de la configuración y test


La comparación del test de corrección de la aberración cromática se hace con el FS-102
que es el modelo al cual sustituye el TSA-102






Algunos enlaces

Optique Unterlinden
Takahashi América

Imágenes de la factoria Takahashi en Yorii
Más fotos de la factoria de Yorii de Takahashi

Etiquetas:

La Luna sobre el horizonte (7)

La Luna sobre el horizonte


La Luna muy cercana al horizonte de Sierra Nevada. Se puede
apreciar el radiotelescopio milimetrico del IRAM - Pulsar para ampliar (A. Porcel)


La Luna, es nuestro único satélite natural, con un tamaño destacable, sobre todo si lo comparamos con el diámetro de nuestro planeta, siendo casi un ¼ del diámetro terrestre. Por la dinámica de sistema Tierra-Luna se sabe que se aleja poco a poco de nosotros, como consecuencia en el pasado el diámetro aparente de nuestro satélite era mayor, con noches de luna más luminosas que en la actualidad. Sin embargo, para que este hecho fuera significativo tendríamos que remontarnos muy atrás en el tiempo. Sabemos que el valor de este alejamiento es de solo 3 cm anuales, esto significa que si nos situamos en el momento en el que los primeros ancestros del hombre caminaban por la tierra, hace unos 4 millones de años, la Luna se encontraba unos 120 km más cerca, o lo que es lo mismo, en la actualidad se requiere una hora de viaje más de un total de 4,5 meses, que cuando Lucy caminaba por la sabana africana, eso desplazándonos a la velocidad máxima permitida en autovía en el código de circulación español (ojo con los puntos).


Pulsar para ampliar (A. Porcel)

Independientemente de lo anterior, cualquiera de nosotros ha observado la diferencia de tamaño de nuestro satélite cuando esta cerca del horizonte respecto de cuando la vemos alta en la bóveda celeste. En realidad esto es una mera ilusión producida por nuestros sentidos, y se conoce como “Ilusión de Ponzo”. En 1913 Mario Ponzo demostró que la mente humana juzga y determina el tamaño de los cuerpos u objetos lejanos en función del paisaje que le rodea y de que estos puedan estar delante o detrás.

Nosotros percibimos la bóveda celeste como un domo achatado, más cercano en el zenit que en el horizonte. Esto se debe a que en el horizonte podemos ver detalles que por perspectiva se muestran de tamaño decreciente conforme están más lejos, lo que refuerza la sensación distancia. Teniendo en cuenta esto y aplicándolo a la percepción del tamaño de la Luna, tenemos:



Pulsar para ampliar (A. Porcel)

  1. La Luna en el horizonte se percibe como un objeto sumamente lejano, más lejano que cuando se haya en el zenit debido a la falsa percepción de achatamiento de la bóveda celeste.
  2. El tamaño aparente del disco lunar cercano al horizonte puede ser comparado con elementos de referencia, no así cuando se haya alto en el cielo.
  3. El ángulo que la luna subtiende en le cielo es de 0,5 grados y al verse situada detrás de detalles del lejanos y pequeños en el horizonte la ilusión de magnificación se incrementa.


Pulsar para ampliar (A. Porcel)

Etiquetas:

El Camino de Leche (2)

El Camino de Leche


Imagen 1 - Vía Lactea en Sagitario, imagen en el visible - Pulsar para ampliar - (A.Porcel)

La Vía Láctea es quizás una de las zonas más llamativas del cielo nocturno, sobre todo en los veranos del hemisferio norte. Su nombre viene del latín y significa camino de leche, obviamente por su apariencia de luz tenue y lechosa que atraviesa la bóveda de parte a parte, y que tiene su origen en la luz de las estrellas que forman el disco galáctico. Según se estima tiene una masa 1012 masas solares, con un diámetro medio de unos 100.000 años luz en el que se cobijan 100.000 millones de estrellas. Su forma al parecer es la de una espiral barrada, con un disco compuesto principalmente de estrellas de Población I, y un bulbo central o núcleo donde se alberga un agujero negro de 2,6 millones de masas solares.

En la imagen podemos ver la zona de Sagitario, que es precisamente el centro de nuestra galaxia visto desde nuestra perspectiva local, es decir, desde el Sistema Solar que se encuentra situado en un extremo de uno de los brazos espirales.

La imagen 1 la obtuve el pasado agosto desde Sierra Nevada a más de 2.500 metros de altitud. Esta realizada con una Nikon D50 (sin modificar) y una focal de 70 mm a f/5.6 (objetivo 28-100), es la suma de tres imágenes con una integración total de 6 minutos a 400 ASA.


Imagen 2 - Sección de la imagen 1 en falso color, tratada con filtros virtuales para aislar diferentes longitudes de onda y resaltar estructuras en las nubes de gas - Pulsar para ampliar - (A.Porcel) .

La imagen 2 es una sección de la anterior y tiene un tratamiento especial para resaltar las estructuras en las nubes de gas iluminadas por las estrellas que se encuentran en su interior. Para ello se le ha cambiando la paleta, que no se corresponde con el visual. Hay que tener en cuenta que la Nikon D50, como la gran mayoría de DSLR, es esencialmente ciega a las longitudes de onda correspondientes al Ha, que es donde emiten primordialmente las concentraciones de gas del Universo, por lo que la visión que nos dan es, en cierto modo, parcial.

Etiquetas:

Galaxia de Andrómeda: primera foto telescopica de la Nikon D50 Commentários: (2)

Galaxia de Andrómeda: primera foto telescopica de la Nikon D50

La constelación de Andrómeda contiene la galaxia conocida con el mismo nombre o Messier 31 (M31) y también como NGC 224. Esta es una espiral que dista de nosotros 2,9 millones de años luz, y pertenece al grupo local de galaxias que contiene aproximadamente treinta miembros pequeños y tres galaxias mas masivas: Andrómeda,
La Vía Lactea y la Galaxia del Triangulo. Su masa aproximada es de una vez y media la de nuestra galaxia, unos 400.000 millones de masas solares. Su movimiento dentro del grupo local hace que nos aproximemos a ella a una velocidad de unos 140 Km./s, con lo que alrededor de 3.000 millones de años nos fusionaremos con ella para formar una galaxia elíptica gigante.


Izda. - Andrómeda (M31) (pulsar para ampliar)
Tiemp
o de exposición 10 minutos a 800º ASA
- Nikon D50 (sin modificar), Refractor 80 mm f/7 sobre montura ecuatorial.
Dcha. -
Imágen Raw sin procesado (pulsar para ampliar)
(resta de dark, reducción de tamaño y conversión a formato jpg)
Autor: Aniceto Porcel, Jesús Cano



Mapa estelar de la zona de Andrómeda
(pulsar para ampliar)

Es fácil de observar a simple vista en cielos no po
lucionados, y su aspecto telescópico a pocos aumentos nos la muestra como una nubosidad de forma lenticular: Si subimos de aumentos es fácil observar la estructura de sus brazos espirales.

La imagen de la Galaxia de Andrómeda de esta entrada la realizamos Jesús Cano y yo el pasado 25 de septiembre desde la carretera de La Malahá (Granada). Fué obtenida en una sola toma con un tiempo de exposición de 10 minutos a 800º ASA, utilizando una Nikon D50 (sin modificar) acoplada a un refractor de 80mm f/7.2
. Es el primer objeto que esta cámara capta a través de telescopio. Será necesario integrar más tomas para aumentar el tiempo de expo
sición, trabajar el núcleo para reducir la sobreexposición y resaltar estructuras más internas, así como el halo galáctico exterior azulado.


.... Algunos apuntes sobre la mitologia de Andrómeda



Izda. - Andrómeda encadenada a una roca (Gustave Doré, 1832 - 1883) (pulsar para ampliar).
Dcha. -
Representación clásica del asterismo de Andrómeda en los mapas del cielo (pulsar para ampliar).

Según la mitología griega Andrómeda era la hija de Cefeo y Casiopea, reyes de Etiopia. Casiopea siempre presumió de su belleza, afirmando que incluso era más hermosa que la Nereidas o ninfas del mar, esto hizo montar en cólera al mismísimo dios de los mares, Poseidón, que envió la desgracia sobre Etiopia en forma de inundaciones y el monstruo marino Ceto. Alarmado, Cefeo consulto el oráculo de Amón, el cual le dijo que no existía más solución que desposar a Andrómeda con el monstruo marino. Cefeo no lo dudo un momento y ofreció a su hija encadenada a las rocas, desnuda y adornada con joyas.

Todo esto fue observado por Perseo, que se enamoró de Andrómeda y la libero, no sin antes abatir al monstruo marino. Pero como en los mejores culebrones, Andrómeda no era libre pues estaba prometida a Agenor, con lo cual Perseo tuvo que combatir de nuevo para finalmente poder casarse con Andrómeda. Tras la muerte de Andrómeda, Atenea la situó en el firmamento entre las constelaciones del norte celeste, cerca de Perseo y Casiopea.
Etiquetas:

Y más Plutón (0)

Y más Plutón

A ver si nos enteramos......


Plutón estaba planetizado y el desplanetizador que lo desplanetizó buen desplanetizador fué.


Manifestación en contra del destronamiento de Plutón en la
Universidad del Estado de Nuevo México. Entre otros asistieron
el hijo y la esposa (con 93 años) de Clyde Tombaugh (Mr. Pluto).

Y como no....

el renacer de la nueva astrología. Ahora si podremos disfrutar de buenas y certeras predicciones sin el que el "enano" de plutón enturbie nuestro futuro.


Portada del semanal El Jueves
Etiquetas:

PLUTÓN: El planeta que solo reino durante 76 años (0)

PLUTÓN: El planeta que solo reino durante 76 años

Quizás esta historia comenzó el 18 de febrero de 1930 en Arizona, cuando el joven astrónomo del observatorio Lowell, Clyde W. Tombaugh, escrutaba minuciosamente placas fotográficas del cielo en busca de nuevos objetos celestes.



izda. - Clyde Tombaugh junto a un telescopio de su propia construcción
dcha. - Observatorio Lowell

Unos años antes, entre 1905 y 1915, Percival Lowell buscó un supuesto planeta más allá de la órbita de los ocho conocidos hasta ese momento, este debía ser el responsable de las discrepancias orbitales observadas en los movimientos de Urano y Neptuno. Hoy sabemos que estos cálculos eran erróneos, sin embargo, cuando Clyde Tombaugh descubrió el objeto que hoy conocemos como Plutón, rápidamente se le asigno la categoría de planeta. En realidad, de existir las anomalías orbitales que Lowell utilizaba como argumento para la búsqueda, la masa y características de la orbita de Plutón jamás podrían haberlas justificado.

Así y todo, a partir de ese momento Clyde Tombaugh, a la edad de 24 años, fue catapultado a la historia de la ciencia como el descubridor del noveno planeta del Sistema Solar (SS). Una suerte que hizo que a partir de ese momento todos los libros de texto reflejaran esta ampliación de nuestro entorno planetario y a él como el responsable.


Imagen de Plutón y Caronte

Pero Plutón siempre ha sido un "extraño" planeta. La singularidad de su órbita, su masa y su relación rotacional con su "satélite" Caronte, han planteado numerosas dudas acerca de su naturaleza planetaria. Estas se han ido reforzando en los últimos tiempos con el descubrimiento de nuevos cuerpos más allá de la órbita de Plutón, con características similares a él.


Mapa de la superficie de Plutón (HST)

La definición y categorización física de estos descubrimientos, ha sido el principal motivo para que las más elevadas instancias científicas, hallan visto la necesidad de revisar la cuestión en la XXVI Asamblea General de la Unión Astronómica Internacional (IAU), celebrada en la ciudad de Praga del 14 al de 25 de agosto de 2006. En ella las diferentes posturas (y países) se han enfrentado en singular combate, con el objeto de "clarificar" el concepto de planeta, y en consecuencia, quien es, y quien no es.

A partir de ahora para que un cuerpo de nuestro SS sea considerado planeta deberá cumplir que:

(1) Debe tener la masa suficiente para que la fuerza de la gravedad le de forma esférica.

(2) Debe orbitar el Sol.

(3) Debe haber limpiado la región cercana a su orbita de otros objetos comparables en tamaño o masa.

Como consecuencia los nuevos planetas del SS serán los de siempre menos uno, Plutón, que pasa a engrosar la nueva categoría de "Planeta Enano" o "Transneptuniano”, y será el representante de una nueva clase conocida como plutónidos o plutones. Con ello tendremos dos términos excluyentes:

Planetas – Mercurio, Venus, La Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno.

Planetas Enanos – Plutón, Ceres, y 2003 UB313 (denominación provisional)


Gráfico de la nueva reordenacion del Sistema Solar

Cabe preguntarse si todo esto es aplicable a los planetas pertenecientes a otros sistemas solares. En principio parece que no, pues la resolución solo incumbe a nuestro Sol y su cortejo. Otros sistemas planetarios más “alienígenas” se merecerán, como mínimo, un par de reuniones más, eso si aderezadas con abundante Cerveza Romulana.

Mientras tanto, tenemos la sensación de estar asistiendo a un hecho histórico: Plutón ya no es planeta como nos enseñaron en la escuela. Los medios de comunicación vocean el destronamiento a los cuatro vientos, la mas de las veces, confundiendo mas que aclarando. Y los astrólogos a buen seguro preparan sus banales estrategias argumentales.

Pero para los astrónomos amateur, Plutón a 30 unidades astronómicas del Sol y una magnitud visual de 14, siempre seguirá siendo un reto localizarlo entre las estrellas. Y no nos equivoquemos, a partir de ahora su búsqueda va a ser mas emocionante, a fin de cuentas, no todos los días se puede observar un auténtico objeto transneptuniano de sólo 2275 Km de diámetro. ¡Suerte en la búsqueda!.


Imagen telescópica de Plutón desde la superficie terrestre

Etiquetas:

Un total algo parcial: El eclipse total de Sol del 29 de marzo de 2006 (0)

Un total algo parcial: El eclipse total de Sol del 29 de marzo de 2006


Secuencia general del ETS del 29 de marzo de 2006 (A.Porcel)
(pulsar para ampliar)



Hace un año, mes arriba mes abajo, tenia la intención de viajar a algún remoto lugar para poder ver en todo su esplendor el eclipse total de Sol del 29 de marzo de 2006. Lo de lugar remoto es un decir, pues cuando estudie detenidamente la geografía de la banda de totalidad, vi claramente que las opciones más “lógicas” eran Libia o Turquía. El primer destino, el desierto Libio, tenía muchas cosas a favor, pero sobre todo buenas perspectivas climatológicas, aunque el diseño de una expedición al norte de África requería cierta infraestructura y experiencia. En cambio ir a Turquía era sencillo y económico, con buenas comunicaciones y atractivos destinos turísticos, pero, siempre hay un pero, las predicciones climatológicas para el mes de marzo en ese rincón del mediterráneo no eran nada favorables. Según estas, en la región de Antalia solo 1 día de cada 3 estará despejado durante el mes de marzo. Jugarse un total con solo un 33% a favor no es una apuesta muy ventajosa, ¿o quizás si?. El hecho es que el 29 de marzo pasó, y los cielos turcos han permitido a todos los que por allí se encontraban, ver en todo su esplendor la ocultación del Sol por la Luna.


Izda. Fotografía de Nick King, (Antalia, Turquía)
Dcha. Joerg Schoppmeyer (Sorgun, Turquía)
(pulsar para ampliar)

Para mi pesar, en esta ocasión, no he podido situarme bajo esa estrecha franja que la sombra lunar traza en la superficie de la Tierra. Así y todo, los “ecos” de este eclipse han pasado por nuestra geografía permitiéndonos ver un bonito parcial, que según localización ha estado entre el 25% y el 30% de ocultación del disco solar.


Máxima ocultación (A.Porcel)
(pulsar para ampliar)

La mañana del eclipse amaneció despejada en Granada, solo unas ligeras nubes, que sabia se despejarían conforme el calor solar fuera aumentando. Sobre las 9:30 comenzamos a montar los telescopios en la terraza de Jesús Ríos en Huetor Vega (37º 8´ 52´´ N - 3º 34´ 31´´ W). Antes de las 10 teníamos las primeras imágenes visuales de la superficie solar. Para nuestra sorpresa unas pequeñas manchas eran visibles cerca del limbo solar que la Luna ocultaría, un pequeño aliciente a la observación, pues el Sol se encuentra en el mínimo de su ciclo de 11 años, y en la jornada previa al 29 la imagen correspondiente a las frecuencias centradas en el visible no mostraban rastro de actividad solar alguna.


Secuencia de la ocultación de las manchas solares durante el eclipse (A.Porcel)
(pulsar para ampliar)

Poco antes de las 11:10 vimos el primer contacto, el eclipse ya era visible para el grupo de la Sociedad Astronómica Granadina que allí nos habíamos concentrado. Personalmente sabia que el espectáculo no iba a ser ni remotamente cercano a la experiencia de la totalidad, sin embargo, algo hacia que esta mañana fuera especial aunque no estuviera en un lugar exótico a la caza de la sombra lunar. El día avanzaba junto con la evolución de ese pequeño mordisco que nuestro satélite estaba dándole al Sol. Sobre las 12:12 las manchas solares empezaron a desaparecer, para reaparecer de nuevo ya muy cerca del final del eclipse a las 12:52. A las 13:07 dejamos de ver el disco lunar, y el Sol completo y ya muy alto, volvía a ser el rey absoluto y solitario del día.



Fenómeno conocido como efecto pinhole o cámara oscura, que consiste en la proyección del disco solar, en este caso, por unos agujeritos relizados en un cartón (Foto Pepe Gutierrez)
(pulsar para ampliar)



Vistas de la sombra lunar sobre la superficie de la Tierra desde el espacio.
Izda. satélite meteorológico GOES
Dcha. vista desde la Estación Espacial Internacional a 230 millas sobre Turquía

(pulsar para ampliar)



Yo junto a mi equipo de eclipses, en este caso un refractor Skywatcher 80 ED sobre montura ecuatorial (Foto J. Rios).
Parte del grupo de observación -de izda. a dcha.: J. Rios, A.Porcel, J. Moreno, M.J.Gonzalez, V.Baz- (Foto Pepe Gutierrez)

(pulsar para ampliar)


(1) Miembros del grupo de la Sociedad Astronómica Granadina: Jesús Ríos, José Antonio Moreno, Vicente Baz, Pepe Gutiérrez, Aniceto Porcel.
(2) Las referencias horarias del texto están expresadas en hora civil peninsular (horario de verano) salvo que se exprese otra referencia.
(3) Equipo: Telescopio refractor Skywatcher 80 ED sobre montura ecuatorial Vixen GP, cámara Nikon D70, Duplicador fotografico 2x, filtro solar de vidrio óptico.

Etiquetas: